NACIONAL.

Red Uno Bolivia. – Sollozante durante la mayor parte del programa, Silvia Vargas, madre de Víctor Parada Vargas; el joven de 30 años de edad que fue condenado a la horca en Malasia por trafico de drogas, contó al programa Que No Me Pierda, el drama que vive ella y su familia desde que se enteraron de su detención en 2013. Para ella, fue el momento más duro de su vida al ver a su hijo enmanillado que le pedía perdón cuando logró verlo en aquel país mucho antes de ser sentenciado.

“Yo me pongo a pensar y digo: cómo puede ser que él me pueda ocultar semejante cosa. ¿Se imagina? El me mató en vida. Fue la peor noticia de nuestra vida”, decía de manera reflexiva en Que No Me Pierda. “Yo lo volví a ver después de cinco años. Cuando entre a la sala de la corte (en Malasia), veo que van pasando presos encadenados y lo veo a Víctor. El me ve a mi y lo que hace es venirse de rodillas con los escoltas; se pone de rodillas y me dice que yo lo perdone… no tenía palabras. Yo perdono a mi hijo de corazón y el día que lo vea, jamás le voy a reclamar porque sé que está arrepentido. Esta arrepentido porque lo sentí, lo vi y esta con ganas de luchar también”, añadió.

La señora declaró que desde el año 2002, se llevó a sus hijos a vivir a España, pero nunca se imaginó que la deportación de su hijo Víctor años después, fuera a tener un desenlace tan nefasto, más aún por ser padre soltero con su hijo que ahora tiene 6 años, del cual también busca la tutela para poder tenerlo junto a su familia en España ya que la madre renunció a la tutela por factores económicos.

“El debería tener una condena justa como en otros países. No hay antecedentes de otros bolivianos en esta situación. Pero si hay casos de otros (detenidos) que, sí salen”, señaló Silvia Vargas. Quien no niega que su hijo cometió un delito en ese país, pero considera que debería tener una sentencia más leve, más aún sabiendo que habría antecedentes de otros detenidos que lograron su libertad por el mismo delito.

Ahora, como último recurso, pone sus esperanzas en las acciones que el gobierno boliviano pueda interponer para evitar que se cumpla la sentencia de su hijo. Quienes ya tomaron contacto con ella y ya habrían iniciado acciones, pese a que años atrás ella intentó contactarse con la embajada de Bolivia en Japón y “no hicieron mucho”, recordó.

“Al saberse esta noticia, siento el apoyo del gobierno que está tomando nota y está activando comisiones. Me hablo el canciller y el viceministro; me dijo que de la embajada de Bolivia en Japón iba ir una comisión para ver a Víctor, en qué condiciones está. Primero de forma diplomática y luego ya van a ver los procesos para ver cómo pueden proceder”, concluyó

También te puede interesar: Intentarán evitar ejecución en la horca de boliviano en Malasia

 

Compártelo en redes sociales