NACIONAL

Red Uno de Bolivia.- El expresidente Carlos Mesa, vaticinó que el caso Quiborax se tramitará en “tiempo récord” a partir de la presentación que realizó la Fiscalía General del Estado esta jornada por el requerimiento acusatorio de juicio de responsabilidades en su contra ante la Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia. 

En contacto con los medios la tarde de este lunes, Mesa calificó a Ramiro Guerrero un “instrumento” del poder político, después que la autoridad señale de que se encontró los indicios necesarios para que se someta al exmandatario a un proceso judicial por la reversión de las concesiones mineras de la firma, con capitales chilenos, durante su Gobierno.

“Hemos pasado a una fase que se inició en noviembre del año pasado vinculada a la criminalización de la política. Aquí de lo que estamos hablando es de una condena, no tengan temor en decir que yo ya estoy condenado. No me sorprendería que a fin de agosto esté yo ya acusado por la Asamblea Legislativa y ésta le pasará al Tribunal Supremo de Justicia la acusación para que se me abra el proceso penal correspondiente y entonces habrá medidas cautelares”, explicó.

Te puede interesar: Ministro de Justicia dijo que Mesa era clave para culpar a Goni

 

El expresidente considera inadmisible que se presente este requerimiento de juicio en su contra y no se haga nada en contra de la subprocuradora Carmiña Llorenti, quien pese a ser convocada por la Fiscalía, no se presentó a declarar. Ella fue quien hizo posible la filtración de documentos confidenciales del caso a la propia firma chilena NMM-Quiborax.

 

Compártelo en redes sociales