NACIONAL

Red Uno de Bolivia.- La Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB) sospecha que la explosión ocurrida la madrugada del miércoles en la mina Santa Elena Boca de Huanuni y que dejó un total de ocho mineros fallecidos, no fue un accidente sino un atentado.

Apuntan a los ladrones de mineral (jukus) de ser los causantes de esta explosión, por ello, piden a las autoridades de Gobierno que se realice un peritaje y una investigación minuciosa al respecto.

“Yo no lo puedo llamar un accidente, una vez que salga el peritaje vamos a poder definir si ha sido un accidente o ha sido un atentado“,  manifestó Orlando Gutiérrez, secretario ejecutivo de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia.

El dirigente sindical, informó que se declaró duelo nacional por las ocho muertes de mineros y que el caso será objeto de investigación por policías y fiscales.

También te puede interesar: COB, Salud, productores y mineros movilizados contra el Código Penal.

Compártelo en redes sociales