POLICIAL

Red Uno Bolivia.- El menor de 3 años que fue reportado como raptado por su niñera, Nohemí Guzmán García (18), la noche del pasado jueves, apareció el domingo. Según relato la familia a la policía, la niñera habría manifestado que salió con un amigo que le invitó una bebida y le había puesto algo que hizo que ella pierda el conocimiento y deambule por la ciudad.

La niñera llegó a una casa donde le dio cobijo una familia y al enterarse del supuesto rapto del menor, la familia llamó a los padres. La niñera y el menor llegaron a su casa y se inició una investigación por el delito de sustracción de menores, pena que solo tiene 2 a 3 años de cárcel.

El calvario de los padres del pequeño Saúl (3) llegó a su fin cuando tuvieron a su pequeño hijo en sus brazos, la difusión del extravío en las redes sociales también ayudó.

También te puede interesar: Defensoría ayuda a menores que intentaron envenenar a su compañera

Compártelo en redes sociales