COMUNIDAD

Red Uno Bolivia. – En un recorrido por la ciudad se observó y logró constatar que por fin de año apareció una gran cantidad de niños pidiendo dinero en los semáforos. La mayoría son ayoreos que se instalaron en la jardinera del 4to anillo y avenida Paraguá, estos pequeños están expuestos al peligro mientras sus madres tejen, a ellos los envían a pedir monedas de los conductores que se paran momentáneamente mientras cambia el semáforo.

Los padres justifican el riesgo al que exponen a sus hijos para que puedan tener un regalo para la Navidad, aseguran que las personas que regalan ropa y juguetes no llegan hasta donde viven.

Te puede interesar: Niños compran su ‘clefa’ fácilmente en ferreterías de la ciudad

Compártelo en redes sociales