Los propietarios de un local de expendio de bebidas “Rockola” denunciaron que su mesera Julia Callejas (20),  habría sustraído la suma de Bs. 1.400 de las ventas del día. La joven trabajadora se ganó la confianza de los dueños y comenzó a trabajar limpiando mesas y atendiendo al público, aprovechando esa confianza sustrajo el dinero y salió huyendo en un radio móvil.

Lo que llama la atención a los dueños del negocio es que la mujer luego de llevarse el dinero, se escondió en el interior de la cárcel de Palmasola, lugar donde esta recluido su novio, quien presuntamente la utiliza para cometer múltiples robos.

“Su marido está en Palmasola, en el PC4, uno la llama y el novio contesta para que le pasen a ella, quien se compró un chip y teléfono nuevo”, relató la víctima quien está sorprendido que desde el penal de Palmasola sigan gestionándose salidas para cometer delitos ante la mirada de la policía.

Ahora las víctimas sentarán la denuncia para esperar que la policía la detenga y le devuelvan su dinero.

Compártelo en redes sociales