INTERNACIONAL 

Red Uno Bolivia.-La Organización de las Naciones Unidas (ONU), a través de su representante para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad al Hussein, expresó que la mayor organización internacional “tiene fuertes sospechas de que pudieron haberse cometido actos de genocidio contra los rohinyás en el estado de Rakáin desde agosto” pasado. La información fue de conocimiento público durante su informe anual en la trigésima séptima sesión del Consejo de Derechos Humanos del organismo multilateral.

Zeid, también dijo que las informaciones de destrucción de fosas comunes en Birmania mostraban un “intento deliberado por parte de las autoridades de destruir pruebas de posibles crímenes internacionales, incluidos posibles crímenes de lesa humanidad”.

Asimismo, el alto comisionado de la ONU consideró altamente insuficiente el anuncio reciente de que siete soldados y tres policías serán llevados ante la Justicia por la presunta ejecución extrajudicial de diez rohinyás. Toda vez que las víctimas informaron de asesinatos, violaciones, torturas y secuestros por parte de las fuerzas de seguridad birmanas y milicias locales, así como de intentos aparentemente deliberados de obligar a los rohinyás a abandonar el área a través de la privación de comida.

También te puede interesar: ONU pide tregua en Guta: 340 muertos en bombardeos en Siria

Compártelo en redes sociales