POLÍTICA

Red Uno Bolivia. – El senador de oposición Oscar Ortiz, anunció que iniciará un proceso de fiscalización a la planta de Urea de Bulo Bulo, ya que en menos de un año de funcionamiento ha tenido que paralizar dos veces sus operaciones, sin que el gobierno dé explicaciones “racionales”.

El legislador aseveró que este proyecto le ha costado al país 1300 millones de dólares al tiempo que se han ido descubriendo “otras irregularidades en el proceso de venta de este producto al Brasil”

 

La autoridad confirmó que se ha convocado al ministro de Hidrocarburos, Luis Sánchez a que se realice una explicación en la cámara de Senadores sobre la situación de la planta de Urea y Amoníaco, y lamentó que no existan explicaciones de parte del ministerio sobre el tema.

Ortiz denunció que la urea que debía ser exportada a Brasil, se encuentra en almacenes en la frontera por no haber logrado los parámetros de calidad.

Te puede interesar: Bolivia se industrializa con planta de Urea y Amoniaco

Compártelo en redes sociales