En una entrevista realizada el miércoles en el programa “Que no me pierda”, el senador Demócrata Oscar Ortiz, insiste en que el presidente ejecutivo  de YPFB Guillermo Achá, debe ser incluido en el proceso de investigación por supuestas irregularidades en el proceso de contratación de la empresa italiana Drillmec para la adquisición de tres taladros con posible sobreprecio de 28 millones de dólares.

Ortiz, quien presentó inicialmente una denuncia al jefe de la Unidad de Transparencia del Ministerio de Hidrocarburos en el mes de diciembre, asegura que tanto el Ministerio Público como la Contraloría se niegan a incluir al presidente de la estatal petrolera en el proceso que se inició a 15 funcionarios subalternos. Considera que si bien Guillermo Achá, pudo delegar su función dentro del proceso de contratación, no puede deslindar su responsabilidad administrativa.

Algunas de las irregularidades que acusa el senador, serian que Drillmec  no presentó su documentación de constitución completa al igual que las otras empresas que fueron descalificadas  y aun así se continuo con su proceso de contratación, tampoco del registro tributario. Pero lo más llamativo, fue la aprobación de una modificación del precio de los taladros que subió de un valor inicial de 120 millones de dólares a 149, además que para cuando se hizo la modificación del precio, ya se habían retirado de la lista de adquisiciones equipos por un valor de 12 millones de dólares.

Achá responde que no tenía responsabilidad

En conferencia de prensa realizada la mañana del miércoles, Guillermo Achá, presidente ejecutivo de YPFB negó las acusaciones de irregularidades, afirmando que todo el proceso de adjudicación fue legal  rechazando también el supuesto sobreprecio. Recalcó que no renunciaría al cargo ya que él no tuvo ninguna participación en el proceso de compra de los taladros ya que esa función era delegada. Ratificando también la determinación de rescindir el contrato con Drillmec.

Compártelo en redes sociales