Después de una horas del tiroteo registrado por la mañana en Virginia (Estados Unidos), se registró otro en un centro de mensajería UPS del área de Potrero Hill (en San Francisco), este último dejó al menos cuatro muertos, incluido el sospechoso, y dos heridos, informaron las autoridades locales.

El supuesto autor de los hechos es un trabajador de la empresa, según confirmó UPS en un comunicado.

El resto de las víctimas mortales eran también trabajadores de la compañía, que se encontraban en el almacén del establecimiento en una reunión matutina antes de comenzar su turno.

El sargento de policía Toney Chaplin dijo en una conferencia de prensa que el sospechoso se disparó a sí mismo tras abrir fuego contra sus compañeros. El tirador falleció minutos después en el hospital general de San Francisco.

La policía de San Francisco comunicó a través de Twitter que la situación está controlada y que el edificio está seguro.

Compártelo en redes sociales