Postrado en cama de un  hospital, con quemaduras en su cuerpo,  se encuentra Enrique Vega (33), quien se arrojó alcohol y se prendió fuego para evitar que lo entreguen a la policía, puesto que su hijastra (14) lo había denunciado por el delito de  violación.

El hecho ocurrió en el municipio de Cotoca en el este de Santa Cruz, donde la menor, cansada de los abusos sexuales por parte de la pareja de su madre, se animó a denunciar a su padrastro, Enrique Vega, quien la venía violando sexualmente desde que ella tenía 5 años.

En medio de una de tantas discusiones de pareja -su madre y su padrastro-, la niña sacó fuerzas y denunció el hecho de violación que era sometida. En ese momento la madre de la menor salió en defensa de su hija, por lo que llamó a la policía para que detengan al padrastro violador.

Desesperado porque fue  descubierto Vega agarró un bote de alcohol y se impregnó en el cuerpo con el líquido inflamable y utilizando un encendedor se prendió fuego, para evitar ser detenido.

El sindicado de violación, sufrió quemaduras en gran parte del cuerpo y fue llevado a un centro médico de Cotoca donde se recupera, sin embargo, la Defensoría de la Niñez y Adolescencia, hizo la denuncia y él padrastro será puesto ante un juez por el delito de violación agravada, una vez sea dado de alta médica.

Compártelo en redes sociales
 
Vecinos bloquean indignados por la violación de una menor de 5 años
Vecinos del kilómetro 16 de la doble vía a La Guardia iniciaron una medida de presión con bloqueos, luego de que ayer se suscitará un estremecedor caso de la violación a una menor de 5 años.
LEER MÁS