POLICIAL 

Red Uno Bolivia.- “Solo le quemé dositos (dos) deditos”, así lo aseguró un padre de familia en un breve contacto con La Red Uno de Bolivia mientras era trasladado por efectivos policiales hasta celdas judiciales, acusado por su esposa de quemar las manos de su hijo de nueve años con agua hirviendo.

El hecho se produjo la noche del domingo en La Paz, luego que el padre llegara furioso a su casa y que su hijo hubiera tomado 10 bolivianos, acción que lo impulsó para echarle agua hirviendo en su mano derecha causándole quemaduras de segundo y tercer grado en los dedos.

La madre presentó la denuncia ante la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) y la policía procedió a la aprehensión del sujeto, después que en primera instancia se hubiera dado a la fuga el día que causó las quemaduras.

Producto de la brutal agresión, el menor tiene nueve días de impedimento y se encuentra recuperándose de sus heridas en el Hospital de Niños, según el reporte médico. Un juez cautelar definirá la situación jurídica del padre.

También te puede interesar: Mujer quemó las manos de su hija de 5 años porque era traviesa.

 

Compártelo en redes sociales