En la Unidad Educativa “Aponte Jorori” de la comunidad Jorori ubicada en la Av. Paurito, 30 estudiantes de secundaria que realizaron uno de los niveles del juego de la Ballena azul, recibieron una orientación psicológica por parte de la Defensoría de la Niñez y Adolescencia después de que varios padres de familia pudieron evidenciar cortes superficiales en el antebrazo de sus hijos.

Los padres de familia expresan su preocupación  y aseguran que desconocían el juego de la ballena azul, creen que sus hijos lo hicieron por inseguridad y problemas familiares. Uno de los estudiantes que presenta heridas en su muñeca afirma que se atrevió a jugar por curiosidad y problemas emocionales. Pese a la emergencia, en la unidad educativa las clases fueron normales.

Otro problema que tiene el colegio es que no tiene director, ya que el anterior está suspendido porque está acusado de violación de una de las estudiantes.

 

Compártelo en redes sociales
 
La ballena azul. ¿Por qué seduce a niños y jóvenes?
Un psicoanalista y un experto en redes explican cómo identificar a quienes lo juegan, los motivos que llevan a jugarlo, quienes son las potenciales víctimas y cómo evitarlo.
LEER MÁS