POLICIAL

Red Uno Bolivia. – Al recinto penitenciario de Palmasola fueron enviados la madre y el padrastro de un menor de 9 años que fue flagelado y quemado con una plancha por haber roto el vidrio de una ventana de su casa. Durante la audiencia, la madre dijo que actuó por estrés, el menor quedó al cuidado de la defensoría de la niñez.

 

Según declaraciones del niño, esta no sería la única vez que cometían estos abusos por parte de sus custodios. La agresión sufrida le ha provocado 30 días de impedimento por la brutalidad con la que fue flagelado, hoy recibe atención en un centro asistencial.

Te puede interesar: Niñera raptora fue detenida y menor devuelto a sus padres

Compártelo en redes sociales