NACIONAL

Red Uno Bolivia. –  Fue el secretario adjunto de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), José Fuentes, quien calificó de sabia la decisión que declaró inconstitucional el parágrafo II del artículo 11 de la Ley de Identidad de Género, que otorgaba a quienes cambiaban de sexo todos los derechos fundamentales, políticos, laborales, civiles, económicos y sociales. Así como las obligaciones concernientes a la identidad de género asumida.

“El Tribunal Constitucional Plurinacional ha definido que el matrimonio se celebra entre varón y mujer biológicamente constituidos. Yo creo que es una decisión sabia porque está de acuerdo con la cultura de nuestros pueblos. Esa decisión va afín, también, con los pensamientos de los cristianos”, dijo Fuentes, durante la Eucaristía de este domingo en la basílica menor de San Francisco.

Cuando se presentó la demanda de inconstitucionalidad ante el TCP, sus impulsores argumentaron que este parágrafo ponía en riesgo a las familias, ya que permitía el matrimonio entre personas del mismo sexo; dándoles, además, la posibilidad de adoptar hijos al ser una pareja. Por esto, el secretario de la CEB, manifestó que este tipo de matrimonios no dan la felicidad; sino que lo que realmente da la felicidad son las opciones serias que se toman en la vida, no los sentimientos efímeros.

La posición de la iglesia, es contraria incluso a la posición de la ONU, que en pasados días, lamentó profundamente este fallo, que niega estos derechos a las personas transexuales y transgénero, ya que impone límites a la vigencia de derechos fundamentales, contraviniendo la Declaración Americana de Derechos y Deberes del Hombre, la Declaración Universal de Derechos Humanos, el Pacto Internacional de Derechos civiles y Políticos, entre otros.

También te podría interesar: LGBT en emergencia por fallo del tribuna

Compártelo en redes sociales