Propietarios de una casa ubicada en el barrio Mineros vieron a su mascota, un perro, que tenía comportamiento extraño y agresivo, por lo cual decidieron no entrara su casa. Sospechan que su mascota fue contagiada con el virus de la rabia canina.

Sospechamos que otro perro lo contagió y por eso esta así agresivo”, manifestó Víctor Terceros, propietario del can. Quien llamó en reiteradas oportunidades a la perrera Municipal y al Sedes, pero recibió un mensaje que decía; “Me dicen que por mi propios medios yo trate de agarrarlo y que por mis propios medios lo lleve a la perrera municipal”.

Hoy miércoles, el animal amaneció sin vida, su propietario quiso enterrar a su mascota, pero nuevamente, hizo una llamada a la perrera municipal;  “La perrera me dijo que no lo entierre, pero han transcurrido varias horas y no aparecen”, dijo el dueño del perro.

Se espera que alguien haga un estudio a perro para confirmar o desvirtuar si se trata de un caso de rabia. Mientras tanto los vecinos del barrio Mineros se encuentran en alerta y emergencia por esta situación.

Compártelo en redes sociales