Notivisión llegó a la casa donde viven 37 familias y 137 integrantes que viven hace 33 años en el barrio 30 de marzo de la Av. Sudamericana. Es un drama la incertidumbre que sienten dichas familias al saber que el lugar donde habitan será demolido por el municipio, que el jueves les presento la notificación de desalojo. Todos son personas con capacidades especiales, claman que les asignen un nuevo lugar para poder vivir.

Giovanna Ramos, no tiene una pierna, la cual perdió producto de una embolia, este y muchos casos más son el drama que expresan. Ellos apuntan al concejal Romel Porcel a quien en su momento apoyaron para que los represente, ya que es su distrito, afirmó Filomeno Quispe vecino del lugar.

 

Compártelo en redes sociales