Súper Deportivo.- Paolo Guerrero no jugará el Mundial de Rusia, finalmente el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) sancionó con 14 meses de suspensión al capitán de la selección peruana tras dar positivo en una prueba antidopaje que se le practicó, el pasado 5 de octubre.

Guerrero había cumplido con seis meses de suspensión el 4 de mayo, sanción inicialmente impuesta por el Comité de Apelaciones de la FIFA. Ahora el máximo artillero del seleccionado peruano estará inhabilitado para jugar hasta enero del 2019.

La norma impide al jugador incaico entrenarse con algún club o ingresar a un estadio, alejándolo totalmente de actividades futbolísticas. De esta manera, se perderá el sueño de jugar un mundial, donde su país reaparecerá después de 36 años.

El seleccionador Ricardo Gareca tiene como principal opción convocar a Claudio Pizarro para ocupar la vacante dejada por Guerrero. Pizarro no había sido incluido en la lista preliminar para Rusia 2018, pero se torna en la principal opción para cubrir esta sentida ausencia.

Compártelo en redes sociales