Súper Deportivo.- Petrolero apeló al Tribunal de Justicia Deportiva con el fin de eludir jugar un partido extra frente a Universitario para definir quien afrontará el descenso indirecto ante Destroyers.

Federico Ibarra, presidente de la institución, comanda esta demanda que exige respetar la diferencia de goles en la tabla acumulada, donde los chaqueños son penúltimos con -13 de gol diferencia y el plantel “docto” último reflejando -39, ambos suman 69 puntos.

La plantilla yacuibeña también pide suspender a los directivos Carlos Pradel, Carlos Suárez y Edgar Menacho, componentes de la Comisión Técnica de la División Profesional del Fútbol Boliviano, tras evidenciar una supuesta violación al estatuto.

Los albiverdes se respaldan en el artículo 15 de la convocatoria del campeonato que manifiesta lo siguiente: “a la conclusión de la temporada 2017 (torneo Apertura y Clausura), el equipo que se ubique en el último lugar en la tabla única acumulada jugará el descenso indirecto”.

Compártelo en redes sociales