Luego de que dos atracos sorprendieron en los últimos días en América del Sur, el primero suscitado en la carretera hacia Roboré de Santa Cruz, a la empresa transportadora de dinero Brinks, y el segundo a la empresa Prosegur de Paraguay.

La policía brasilera y boliviana decidieron unir esfuerzos para reforzar el control fronterizo de estos carteles brasileños dedicados a la criminalidad. Carlos Romero, ministro de gobierno, informó que esta determinación surge luego de que se confirmara la participación de miembros del Primer Comando de la Capital (PCC) y del poderoso Comando Vermelho (rojo en portugués) en 4 hechos delictivos de nuestro país.

Últimos hechos delictivos:

  • Atraco a la Joyería Imperio a Santa Cruz – PCC
  • Atraco Brinks – PCC
  • Acribillamiento de un súbdito brasileño en Santa Cruz – Comando Vermelho
  • Detención en la noche del lunes 23/04/17 en Cobija 3 sujetos, 2 brasileños y una boliviana – Comando Vermelho

 “Estamos preocupados por los desplazamientos de las organizaciones de criminalidad, control de las cárceles, son gente que se desplaza en zonas de fronteras”, aseguró Romero.

Reunión con policía brasilera para unir fuerzas: 

En el marco de XI aniversario de la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen (Felcc), hoy viernes, ambas fuerzas se reunieron para coordinar plan de operativos entre ambos países que ayuden a garantizar encuentros de alto nivel en el marco de cooperación. Gonzalo Medina, Director de la Felcc y el comandante general Waldir Ribeiro Acosta de la Policía Militar de Mato Grosso do Sul (Pmms), anunciaron que un grupo especial de 36 policías del grupo de Dirección de Análisis Criminal e Inteligencia (Daci) viajarán a Brasil para coordinar acciones de entrenamiento a cargo del  Batallón de Operaciones Policiales Especiales (Bope) para combatir a estas bandas altamente peligrosas.

Compártelo en redes sociales
 
Detención preventiva en Palmasola para los 3 detenidos del caso Brinks
Los tres implicados en el atraco millonario de un camión de transporte de remesas de la empresa Brinks que estaban aprehendidos en calidad de sospechosos, fueron enviados al penal de Palmasola preventivamente, según lo determinó un juzgado de San José de Chiquitos.
LEER MÁS