POLICIAL 

Red Uno Bolivia.- Otro caso de agresión a una menor se reportó en la ciudad de El Alto en menos de 48 horas. Se trata de una madre que golpeó brutalmente con un palo a su hija de 7 años porque la menor pudo hacer callar a su hermano de un mes de nacido que lloraba.

Producto de la golpiza, la niña quedó con 10 días de impedimento y serias secuelas por la violencia suscitada, según indica el informe forense. Una de las autoridades policiales, informó de que la menor, luego de ser agredida por su madre, llegó al colegio con hemorragia y con signos evidentes de violencia en el rostro, razón por la cual las autoridades de su unidad educativa procedieron al llamado de la Defensoría de la Niñez, para dar a conocer el caso.

La madre fue aprehendida y será remitida ante un juez cautelar que en las próximas horas definirá su situación jurídica.

También te puede interesar: Investigan a una pareja de esposos por infanticidio en El Torno.

Compártelo en redes sociales