POLICIAL

Red Uno Bolivia.- Bs 45 mil es lo que la mamá del adolescente de 17 años necesita para pagar la cuenta de la clínica donde su hijo guarda internación, luego que un grupo de compañeros de colegio lo golpearan en reiteradas oportunidades en su cabeza, con un juego llamado su “klive”.

María Luisa Peñarrieta, madre del estudiante, se encuentra preocupada porque los médicos le han manifestado que su hijo tiene problemas en la médula espinal  y que no podrá caminar.

“No habla, está pensativo, con miedo y traumado, por lo que no puede caminar. Mi hijo necesita fisioterapistas, psicólogos y dinero para la clínica. Querían que firme un acuerdo, pero no lo voy hacer, que ellos (compañeros) paguen la cuenta de la clínica que hasta ahora son 45 mil bolivianos”, dijo a Red Uno de Bolivia, María Luisa, madre del estudiante víctima de bullying.

Valeria Nazer, orientadora familiar, asegura que este tipo de juegos (“klive”) debería eliminarse por completo en los centros educativos.

“Se lleva a cabo con saña alevosía, rabia y sin medir las consecuencias. Hay que eliminar todo lo que tiene que ver con violencia”, afirmó a Red Uno de Bolivia, Nazer, quien cree que estos actos son de “vandalismo” entre estudiantes.

También te puede interesar:Estudiante agredido por sus compañeros podría tener daños irreversibles

Compártelo en redes sociales