POLICIAL

Red Uno Bolivia. – La familia del hombre que asesinó a su mujer en el Plan 3.000, relata cómo fue que se percataron del hecho de sangre. Su cuñada sospechó por la actitud extraña que notó en él cuando intentó ingresar a su casa y él se lo impidió con nerviosismo. Ella llamó a la policía y al verse acorralado, José Alfredo Titichoca, intentó escapar junto a su hijo, pero luego admitió el hecho.

 

Según familiares del ex policía, el acusado actuó por celos cuando la mujer le dijo que tenía una nueva pareja en Cochabamba y quería llevarse a su hijo con ella. La hermana de Morelia Soliz González de 21 años denuncia que la joven recibía constantes maltratos de su pareja e incluso una vez intentó atropellarla, sin embargo, nunca sentó una denuncia.

Te puede interesar: Aumentan los feminicidios pese a las leyes

Compártelo en redes sociales