POLICIAL

Red Uno Bolivia. – La juez Nuria Lino se encuentra en el ojo de la tormenta por haber emitido dos fallos contradictorios en una misma audiencia, contra una persona acusada por los delitos de robo de manera flagrante en el interior de un mercado. En primera instancia ordenó la libertad irrestricta pero en menos de 15 minutos desistió de su detención.

“La juez Nuria había emitido algunas resoluciones que no se enmarcan en el procedimiento legal en relación a una audiencia cautelar, donde por la información extraoficial que se tiene en el Plan Tres Mil, había personas aprehendidas en flagrancia por el Ministerio Público”, explicó el representante del Consejo de la Magistratura.

Según el informe policial, la juez no valoró la fundamentación de la fiscal Aidé Banegas, donde hizo conocer que el imputado fue sorprendido en forma flagrante y que existen víctimas que lo identifican, razón por la cual que será investigada.

“La juez determinó su liberación de manera irrestricta y ante la situación donde había pobladores, comerciantes del Plan Tres Mil donde fue el hecho, la juez habría modificado ante esa presión la resolución de medidas cautelares determinando una detención preventiva”, remarcó.

También te puede interesar: Tres personas irán ante el juez por trifulca en discoteca

Compártelo en redes sociales