POLICIAL

Red Uno de Bolivia.- A la historia de Reynaldo Ramírez que fue condenado en 2015 a 30 años en la cárcel de Palmasola sin derecho a indulto por un crimen que no cometió, se suma el caso de un hombre de la tercera edad, esta vez en el departamento de Cochabamba, que confirma la retardación de justicia en el país.

Don Ángel Fernández Acuña (63) fue detenido en el 2004 por agentes antinarcóticos de Cochabamba, acusado por los delitos de transporte de sustancias controladas, por lo que el Juzgado de Villa Tunari lo derivó preventivamente en la cárcel de San Sebastián, donde estuvo detenido por 14 años y nueve meses sin tener ninguna una sentencia ejecutoriada. 

En contactos con los medios, el defensor del Pueblo, David Tezanos, acompañado del viceministro de Régimen Interior José Luis Quiroga y don Ángel, ya en libertad, presentó una acción de libertad innovativa contra jueces y fiscales por acción u omisión del caso. La autoridad afirmó que con este hecho buscarán sentar un precedente contra la acción negligente en el proceso contra este ciudadano.

Te puede interesar: Reynaldo Ramírez: “El ser absuelto era solo el principio de un comienzo”

Tezanos informó que durante las ‘Jornadas de Descongestionamiento Penal 2018’ se identificó a Fernández que se encontraba con detención preventiva desde el 2 de septiembre de 2003 sin recibir una sentencia que debió llegar en el plazo de 3 años como señala el artículo 133 del Código de Procedimiento Penal.

“Hay vulneraciones desde lo administrativo que ameritan sanciones disciplinarias, existe también daño civil y hay indicios de responsabilidad penal” señaló. La autoridad indicó, además, que indagarán y recomendarán a los órganos competentes del sistema penal evitar apresamientos ilegales, prolongados, indefinidos e indebidos en procesos similares.

Compártelo en redes sociales