POLICIAL

Red Uno Bolivia.- Sosteniendo la fotografía de su hijo, Silvia Vargas, madre de Víctor Parada, el boliviano  sentenciado a morir en la horca en Malasia, por traficar con droga, manifestó que su hijo se encuentra incomunicado, en una celda donde le espera el turno para morir ahorcado, porque así lo señalan las leyes de ese país asiático.

“Hay un proceso que por ley no puede ser asistido por dos años. Busque ayuda y hace más de un mes estuve en La Paz, y necesite el apoyo del Gobierno. Pido al ministerio de justicia que mi hijo pudiera ser extraditado a Bolivia y cumplir su condena, me ahorraría el sufrimiento que llevó. Que mi hijo pague con cárcel pero no con la vida”,

fueron las palabras que dijo a Red Uno de Bolivia, Silvia Vargas, madre del joven sentenciado a muerte.

Víctor Parada  que vivió durante siete años en ciudad española de Alicante  viajó en 2013 a Malasia  donde fue capturado y sentenciado a muerte en la horca en enero de este 2018. Su madre dice que él esta incomunicado y teme que muera “como un perro”, dijo.

También te puede interesar:Diputado del MAS sentenciado a 20 años de prisión

 

Red Uno Bolivia, noticia Policial.

Compártelo en redes sociales