POLICIAL

Red Uno Bolivia.- Otro caso salvaje de agresión contra un niño se registró en la ciudad de El Alto, luego que una madre usó agua hirviendo para quemar a su hijo de siete años, porque el menor comió pedazos de carne del almuerzo.

El pequeñoque fue internado en el Hospital Boliviano Holandés, tiene el 17% de su cuerpo con llagas producidas por las quemaduras de primer, segundo y tercer grado, por lo que necesita cremas y medicamentos para sus heridas.

El menor relató que después de la brutal agresión continuó lavando ropa y que no sería la primera vez que su madre lo maltrata, ya que en anterioridad le habría fracturado el brazo. La Defensoría del menor será parte querellante contra la acusada.

La policía de El Alto detuvo a la madre agresora y será imputada por el delito de tentativa de infanticidio. Se supo que el padre de familia se encontraría en Chile.

También te puede interesar: Aprehenden a profesor acusado de violar a 4 menores.

Compártelo en redes sociales