POLICIAL 

Red Uno Bolivia.- El problema judicial de la banda española de metal Mago de Oz en la ciudad de La Paz pasó estrados judiciales, ya que se montó todo un operativo con personal de la Dirección de Análisis Criminal e Inteligencia para proceder a la aprehensión de la manager de la banda, acusada por Gustavo Tobar, responsable de la empresa FM Rock Producciones que organizó el espectáculo.

La denuncia sentada ante la Fiscalía por el empresario Tobar fueron por los delitos de estafa e incumplimiento de deberes de contrato, puesto que los integrantes de la banda supuestamente pidieron más dinero para presentarse en la ciudad de Potosí y amenazaban con no asistir a la Villa Imperial si no se les entregaba un determinado monto de dinero.

También te puede interesar: Shakira pierde contratos con marcas importantes.

 

La banda española pasó de los escenarios al juzgado en la sede de Gobierno, porque los músicos junto a su mánager fueron detenidos por más de ocho horas el sábado 9 de junio por una denuncia realizada por FM Rock Producciones. Luego de cumplir las 8 horas de arresto, se llegó a un acuerdo para cumplir el contrato al pie de la letra.

Mago de Oz, que ya se encuentra en Ecuador para ofrecer otras presentaciones, apunta todos los dardos contra el empresario Gustavo Tobar, a quien hace responsable por lo sucedido y denuncia que los integrantes del conjunto fueron amenazados por la Policía Boliviana y por la empresa de Tobar.

Compártelo en redes sociales