POLÍTICA

Red Uno Bolivia.- Un grupo de mujeres que pertenecen a la Confederación de Mujeres Bartolina Sisa vistieron con una pollera a un dirigente campesino, ante el pedido de revocatorio que realizó en contra del alcalde del MAS, Rodolfo Vallejos.

El hecho ocurrió el pasado sábado, en el municipio de Cabezas, luego de una reunión que se dio por parte autoridades del Tribunal Electoral Departamental (TED) para explicar el pedido de revocatorio del edil. Al término de la reunión, un grupo de mujeres de las Bartolinas Sisa pidió al dirigente de Control Social, Miguel Ruiz, quien es impulsor del proceso, que se quedara para agredirlo y vestirlo de pollera en rechazo a su solicitud.

“Este grupo de señoras me pidieron que me quede para que les explique (solicitud de revocatorio), no se sentaron y directamente me agredieron y me manosearon. Eso es preocupante que estemos en este tipo de acto (…) aquí se ve racismo y discriminación en mi contra”, expresó Ruiz en el Mañanero. 

El agredido dijo que su único pecado fue pedir la revocatoria contra Vallejos por una supuesta falta de transparencia, nepotismo y corrupción en su gestión. El agricultor afectado llegó a la ciudad de Santa Cruz para sentar la denuncia en contra del grupo de mujeres por haberlo vestido de mujer con una pollera.

“Querían dejarme en vergüenza colocándome esa pollera pero me fortalecen a luchar”, dijo el afectado.

Gobernación lamenta actitud de Bartolinas

El secretario de la Gobernación cruceña, Vladimir Peña, condenó lo ocurrido en el municipio de Cabezas con el ciudadano que fue vestido con pollera por pedir revocatorio para el alcalde del MAS, Rodolfo Vallejos. Pide que la justicia también actúe de la misma manera con la mujer que agredió a otra de pollera.

También te puede interesar:El banderazo marítimo, entre la reivindicación y la política

Compártelo en redes sociales