POLÍTICA

Red Uno Bolivia. – Waldo Albarracín más que como autoridad universitaria y miembro del Conade, habló como padre de familia sobre el atentado que sufrió su hijo el pasado 21 de febrero en el paro nacional; cuando un policía en motocicleta le disparo a quemarropa y a corta distancia una granada de gas. Aseguro que fue un momento difícil al ver a su hijo tendido en el suelo, lo que en primera instancia lo impulso a decir que presentaría una denuncia contra el ministro de gobierno Carlos Romero.

“¿Qué harían ustedes si lo ves a tu hijo tendido en el suelo por un disparo, que no sabes ese rato si está muerto o no? He vivido uno de los momentos más difíciles de mi vida, porque el proyectil estaba dirigido a mi persona. Yo tuve hasta una sensación de culpa”, indicó en el programa Que No Me Pierda.

Sin embargo, luego de escuchar que el ministro de Gobierno dijo que pidió a la fiscalía una investigación al respecto; Albarracín nota que Romero no lo agredió verbalmente con insultos como en anteriores oportunidades. Por ello, antes de presentar la demanda contra la autoridad de Estado, le pide, exigir al comandante de la policía nacional, dar el nombre del policía que disparó contra su hijo para poder querellarse contra él.

“Advierto con honestidad intelectual, que hay una diferencia cualitativa entre las declaraciones del señor ministro anteriores a ayer con la de hoy día (jueves). Hoy día ya no escuché ningún insulto. Me parece positivo y celebro que se esté expresando de esa manera. Si desde el ministerio de una vez se identifica al policía, bienvenido. Porque si bien él dice que le ha pedido a la fiscalía que investigue, pero él, cómo autoridad máxima por encima de la policía; simplemente con ordenar al comandante que el proporcionen el nombre del policía, ellos saben quién es, esto se resuelve. Identificado el policía yo con todo derecho puedo querellarme contra el policía que ha cometido este delito”, argumentó.

También te puede interesar: Paro cívico 21F confronta criterios a parlamentarios del oficialismo y oposición

 

Compártelo en redes sociales