La madre de Bryan Leandro Quenallata, uno de los funcionarios de la Aduana detenidos en Chile, junto a su esposo denunciaron que funcionarios del Centro Penitenciario de Alto Hospicio en el vecino país, los discriminaron por su vestimenta cuando fueron a visitar a su hijo.

Los hechos ocurrieron en dos oportunidades: la primera, cuando Constancio Quenallata, padre de Bryan fue a visitarlo junto los familiares de los otros detenidos y los responsables del centro, lo habrían obligado a quitarse el pantalón y revisarlo antes de ingresar. La segunda, fue cuando su madre, señora Basilia Mendo Ticona, fue a visitar a su hijo de manera independiente y una de las funcionarias, además de revisarla, le advirtió en dos oportunidades que si volvía, no debía hacerlo con pollera porque  no la dejarían ingresar.

Ambos padres, cuestionan estos actos como discriminatorios a su condición social, además que también consideran como un abuso el hecho que tanto su hijo como los otros ocho detenidos son trasladados a sus audiencias enmanillados de manos y pies. Hecho que fue puesto en conocimiento del gobierno nacional para su respectivo reclamo.

Bolivia hace reclamo formal por discriminación

Según un comunicado oficial, la Cancillería de Bolivia comunicó al Consulado de Chile su incomodidad, queja y molestia con acciones inapropiadas de maltrato e incluso discriminación por parte de funcionarios policiales y judiciales del vecino país en contra de los nueve bolivianos detenidos en Chile y  con sus familiares, cuando éstos los visitan.

Más de 48 días detenidos en Chile.

Bryan Leandro Quenallata, ingeniero en telecomunicaciones (24), es uno de los siete funcionarios de la Aduana de Bolivia, que fueron detenidos junto a dos militares, el pasado 19 de marzo, al realizar un operativo de lucha contra el contrabando en la frontera con Chile. Desde aquella fecha y pese a varias acciones legales asumidas por el gobierno boliviano, aún permanecen recluidos en el Centro Penitenciario de Alto Hospicio.

El próximo 25 de mayo, estarán nuevamente ante autoridades judiciales buscando su liberación y retorno al país.

 

 

Seguir leyendo
Compártelo en redes sociales