La preocupación de la directora, es alta si se toma en cuenta que ya fueron mordidos al menos 10 niños por los perros que ingresan hasta la unidad educativa. “Los perritos son para estar en la casa, pero ellos se vienen aquí al colegio con los niños porque son de ellos mismos los perros. Ellos se vienen siguiendo a los niños y es un problema porque varias ya han sido mordidos”, indicó.

En las imágenes se puede observar que prácticamente conviven con los animalitos, se pasean por las aulas y son un riesgo al ponerse en contacto con los niños por lo que piden con urgencia la construcción de la barda. “Necesitamos el embardado porque este colegio es libre, prácticamente vivimos con los animales”, dijo un profesor quien añadía que diariamente son al menos entre 10 y 15 animales que ingresan.

Compártelo en redes sociales