El incendio ha enlutado a Portugal que ha dejado varios heridos y 62 muertos confirmados, el cuerpo de bomberos llegó al lugar para apagar el fuego pero no fue posible por lo que refuerzos de Setúbal, Coimbra y Lisboa, llegaron para colaborar con los trabajos.

También dos aviones procedentes de España trabajan en las labores de extinción. Se espera que otros dos españoles, anfibios, lleguen también junto a otros tres aviones franceses para proporcionar ayuda a Portugal, según el reporte de la Agencia de Noticias Reuters.

Cerca de una treintena de víctimas mortales murieron carbonizados en sus vehículos, al no poder escapar del fuego que les alcanzó cuando transitaban por una carretera que une los municipios de Figueiró dos Vinhos y Castanheira de Pera, en el distrito de Leiria.

Estamos ante la mayor tragedia de víctimas humanas de los últimos tiempos por un siniestro de este tipo“, dijo el primer ministro luso, António Costa.

Compártelo en redes sociales