INTERNACIONAL 

Red Uno Bolivia.- Diez de los legisladores de la agrupación que lidera Keiko Fujimori, la hija del dictador encarcelado, Alberto Fujimori, se abstuvieron finalmente de condenar al jefe de Estado y contribuyeron de manera decisiva para que naufrague una propuesta que el propio Pedro Pablo Kuczynski había calificado de “golpista”.

“Peruanos, mañana empieza un nuevo capítulo en nuestra historia: reconciliación y reconstrucción de nuestro país. Una sola fuerza, un solo Perú”, escribió Kuczynski en su Twitter.

“Soy un hombre honesto, jamás he recibido un soborno, una coima o una prebenda. Ni mi empresa ni yo hemos contratado con el Estado peruano. Jamás incurrí en conflicto de intereses”, dijo Pedro Pablo, ante el Parlamento unicameral, que la semana pasada habilitó en tiempo récord juzgarlo por sus relaciones con la empresa constructora brasileña Odebrecht.

También te puede interesar: Presidente de Panamá, Ollanta y Fujimori recibieron dinero de Odebrecht

Compártelo en redes sociales