Las manifestaciones se registraron de forma consecutiva en la capital de Brasilia, Rio de Janeiro, Sao Paulo, Belo Horizonte y Recife, donde con banderas y pancartas en mano los manifestantes pedían la dimisión del presidente al grito de “fuera Temer”.

En Brasilia Hasta el palacio de planalto, llegaron opositores y organizaciones sociales donde en medio de una lluvia persistente, exigían la salida de la primera autoridad que estaba reunido con sus ministros. Pero la policía reprimió con gases a la multitud que le esperaba.

Las movilizaciones en el territorio brasileño, se dieron tras haberse hecho público un vídeo en el que el dueño del holding alimenticio JBS, Joesley Batista, denunciara que Michel Temer le pidió que mantenga una mensualidad a Eduardo Cunha, antiguo presidente de la cámara baja para, en teoría, comprar su silencio.

Compártelo en redes sociales