NACIONAL

Red Uno Bolivia.- El diputado opositor, Rafael Quispe, realizó una aparición pública con la boca tapada con una tira de tela con el mensaje: “No me pregunten por ella”, en referencia a la determinación de un juez que le prohibió hablar de Felipa Huanca, la excandidata del MAS, quien le inició un proceso por acoso político.

Quispe fue aprehendido el pasado miércoles porque no se presentó en repetidas ocasiones a la audiencia de juicio que le sigue Felipa Huanca por acoso y violencia política. El diputado Gonzalo Barrientos dijo que Quispe no puede hablar de la exdirigente de las bartolinas, sobre el caso Fondo Indígena, pero se apelará esta determinación ante organismos internacionales por prohibir la fiscalización de las denuncias de corrupción.

También te puede interesar: Diputada del MAS lanzó un vaso de plástico contra el diputado Barral durante sesión.

Compártelo en redes sociales