INTERNACIONALES 

Red Uno Bolivia.- El científico australiano David Goodall de 104 años, decidió dejar de vivir, pese a no tener una enfermedad terminal ni serios problemas de salud y como en su país no se puede practicar la eutanasia, decidió viajar a Suiza para cumplir su deseo.

Uno debería ser libre de elegir la muerte, cuando la muerte es en un momento adecuado“, había dicho Goodall, miembro de la Orden de Australia, durante una conferencia de prensa ofrecida el miércoles en la ciudad de Basilea.

Te puede interesar: El famoso científico Stephen Hawking murió a los 76 años

Mis capacidades han estado en declive durante el último año o dos; mi vista, en los últimos seis años. Ya no quiero continuar la vida. Estoy feliz de tener la oportunidad de terminarla mañana“, agregó, acompañado durante la conferencia por miembros de grupos que ayudan a las personas a suicidarse legalmente.

El doctor Christian Weber puso una cánula en el brazo de David, que giró la rueda “para que la solución fluyera”. “David se quedó dormido en pocos minutos y murió poco después alrededor de las 12.30 del jueves”, relata Eternal Spirit.

 

 

La fundación ONG agrega que el científicoha pedido que su cuerpo sea donado a la medicina” y que, de no ser así, sus cenizas sean esparcidas. No quiere funeral ni ceremonia de homenaje. “David no cree en la otra vida“.

 

Compártelo en redes sociales