El ministro de Defensa, Reymi Ferreira, desmiente la injerencia militar boliviana en los conflictos de la crisis política que viene atravesando Venezuela, haciendo mención que el sub oficial mayor, Edmundo Primitivo Sánchez Zurita, es un agregado militar de Bolivia en Venezuela acreditado para las relaciones exteriores y que fue víctima de un atraco donde le robaron su dinero y credencial, en la municipalidad Chacao a 2 cuadras de la embajada de Bolivia.

Ferreira afirma que la oposición venezolana y boliviana utilizó maliciosamente esta información, para hacer creer que militares y policías bolivianos estarían involucrados en la represión de las manifestaciones en contra del presidente Nicolás Maduro.

Compártelo en redes sociales