La ex prefecta del departamento de Sucre, Sabina Cuellar, no es primera vez que sorprende con sus actividades como comerciante. En años anteriores, se sabía que comercializaba ropa usada para subsistir pero ahora se dedica a vender queso de Huacareta  y ají de Monteagudo. En contacto con QNMP,  indicó que no se avergüenza ya que durante su vida se ha dedicado a este tipo de actividades al ser de origen de familia humilde.

Sabina Cuellar, fue prefecta entre los años 2009 y 2010, ahora cumple una condena de siete años de prisión por los hechos ocurridos en mayo de 2009, tras una marcha de campesinos en la ciudad de Sucre, que fueron obligados a arrodillarse fuera de la casa de la libertad  para pedir perdón por los muertos de la Calancha.

La condena que cumple con arresto domiciliario y que se le permite trabajar de esta manera.

Compártelo en redes sociales