Así lo afirma Carmelo Antelo Iriarte, hijo del subgobernador del departamento del Beni, Carmelo Antelo, quien es acusado por el sacerdote German Sosa, de ser el responsable de la difusión de fotografías en la que se lo ve consumiendo bebidas alcohólicas y en otras situaciones que no corresponden al hábito, cree que el sacerdote tiene intereses políticos.

Todo se habría iniciado en el mes de junio de 2015, cuando tuvieron un altercado verbal a altas horas de la madrugada. Según afirma Antelo, ambos se encontraron en estado de ebriedad y discutieron, lo que derivó en una denuncia por parte del párroco del lugar, por una supuesta falta  una autoridad eclesiástica, denuncia que no prosperó.

Posterior a ello, hubo una serie de denuncias públicas a través de un canal de televisión en el que el sacerdote tiene un programa que atacaba a Carmelo Antelo, subgobernador del departamento del Beni.

Asimismo, rechazó la acusación del sacerdote quien dijo que él, era responsable de la difusión de las cuestionadas fotografías del sacerdote y por el contrario acusa al párroco de tener intereses políticos al realizar una campaña de desprestigio de su familia. Sin embargo, manifestó que las fotografías serían un secreto a voces en Santa Ana desde el año 2010, donde todos tendrían conocimientos de las cuestionadas actividades del padre Germán Sosa.

Carmelo Antelo Iriarte, concluyó indicando que iniciaría sus propias acciones legales, en respuesta a las acusaciones infundadas del párroco.

Compártelo en redes sociales