Héctor Arce, Ministro de Justicia anunció ayer la presentación de querella contra 15 funcionarios de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y del representante de la firma italiana Drillmec,  por presuntos hechos de corrupción en la licitación de una compra de taladros. Los delitos por los que se los imputa son por contratos lesivos al Estado, conducta antieconómica, uso indebido de influencias e incumplimiento de deberes.

Asimismo, informó que el actual presidente de la estatal petrolera, Guillermo Achá, se mantendrá al margen de la investigación, no está denunciado en el proceso y solo atenderá los requerimientos del Ministerio Publico cuando así se disponga la comisión de fiscales, dijo.  Respecto al contrato de licitación para la compra de 3 taladros por más de 148,8 millones de dólares, Arce pidió la disolución del mismo, por tener vicios de nulidad absoluta.

La denuncia consta de 50 páginas donde se hace constar los hechos y las irregularidades, comprobados en un análisis realizado por el Ministerio de Transparencia institucional y lucha contra la corrupción, afirmó el ministro.

Recordemos que el senador Óscar Ortíz, formalizó esta denuncia penal ante el fiscal general por uso indebido de influencias, y otros, en contra del máximo ejecutivo de YPFB.

Compártelo en redes sociales