COMUNIDAD

Red Uno Bolivia. –  Con un total de 18 los fallecidos en Santa Cruz por la influenza y 700 personas confirmadas, el Servicio Departamental de Salud (Sedes) declaró estado de emergencia departamental ante el incremento de casos de la epidemia AH1N1.

Joaquín Monasterio, director del Sedes de la Gobernación cruceña, informó que las vacunas, para combatir la influenza, llegarán al departamento en la segunda semana de mayo (12). En ese sentido, argumentó que la ausencia del inmunizador tuvo un retraso debido a la fabricación de la vacuna y se van modificando por la mutación del virus de la influenza.

 

“El número de los (casos) positivos aumenta aceleradamente, estamos cerca de los 700 casos. En base a una solicitud que hace la Unidad de Epidemiología se nos informa que ante esta situación y este comportamiento de la epidemia es necesario declarar emergencia departamental“, explicó la autoridad.

Te puede interesar: SEDES recomienda total aislamiento si hay sospechas de influenza

 

Compártelo en redes sociales