QNMP

Red Uno de Bolivia.- El ministro de Deportes, Tito Montaño, aseguró que se llevó adelante un proceso de contratación directa, de acuerdo a las normas establecidas, para la organización del acto inaugural y clausura de los XI Juegos Suramericanos Cochabamba 2018, donde se evaluó a las empresas que se postularon a la licitación.

En dicha evaluación, Montaño informó que se determinó escoger a la empresa Kronopios, del exministro de Culturas Pablo Groux, debido a la experiencia que tiene en el manejo de eventos internacionales como la articulación del Dakar y el encuentro del G77 en Bolivia, entre otros.

 

“No olvidemos que detrás de Pablo (Groux) hay una estructura de muchas empresas que tienen que brindar servicios (…) Se eligió en función a esa capacidad que tiene la organización Pablo para llevar un acto de envergadura”, afirmó. 

Sobre los más de 11 millones de bolivianos que la empresa de Groux se vio beneficiada, la autoridad de Deportes recordó de que los costos de inauguración y clausura en los Juegos Suramericanos Chile 2014 fue de aproximadamente fue 2 millones de dólares, y en Colombia 2010 3 millones de dólares.

Te puede interesar: Montaño: “Estamos listos para recibir a los mejores de Sudamérica”

 

Compártelo en redes sociales