El polvorín de conflictos que vive Medio Oriente desde hace muchos años se ha vuelto una amenaza a naciones de otros continentes, entre ellos varios países europeos, Estados Unidos y Rusia como focos principales.

Al parecer las organizaciones terroristas están rediseñando sus estrategias de ataque poniendo en su radar eventos masivos con alta concentración de personas en espacios reducidos, siendo los eventos musicales uno de sus blancos.

El 22 de mayo al final de la presentación de la artista estadounidense Ariana Grande en Manchester, Inglaterra una explosión perpetrada, en apariencia por un solo individuo mató a 22 personas y dejó heridas a otras 59. El Estado Islámico (Daesh en árabe) se atribuyó el hecho, sin embargo este suceso deja solo un precedente más de lo que están haciendo los últimos años los grupos terroristas en espectáculos artísticos y musicales.

23 de octubre del 2002: Toma de rehenes en el Centro Teatral Dubrovka en Moscú

Entre 30 y 40 terroristas chechenos toman por la fuerza el teatro de Dubrovka en la capital rusa tomando como rehenes a 916 personas. Luego de 3 días de negociación con las autoridades, un grupo de elite ruso asalta el recinto eliminando a los terroristas. Al final el incidente se llevó la vida de 129 personas.

13 de noviembre del 2015: Atentado en el teatro Bataclan de Paris

Un grupo terrorista irrumpe en el teatro Bataclan en Paris tomando como rehenes a los  1500 asistentes al concierto del grupo estadounidense Eagles of Death Metal. El hecho sangriento se saldó con la muerte de 150 personas y otras 200 fueron heridas. ISIS se atribuyó el atentado.

22 de mayo del 2017: Explosión en el Manchester Arena

Al promediar las 22:35 hora local una explosión mató a unas 22 personas y dejó heridas a otras 59 al final del concierto de la artista estadounidense Ariana Grande en plena gira ‘Dangerous woman’.

Según la policía inglesa, el autor identificado como un ‘lobo solitario’ respondía al nombre de Salman Abedi, un hombre de 22 años de edad.

La artista salió ilesa, sin embargo este incidente obligó a suspender su gira, en tanto ISIS se atribuyó el ataque sin que hasta ahora se hubiera verificado la autoría por parte de las autoridades británicas.

Compártelo en redes sociales