INTERNACIONAL

Red Uno Bolivia.- Ante la presión popular y la violencia reflejada en las calles, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, mandó a cancelar este lunes los planes para reformar el cuestionado sistema de pensiones. Además invitó a la Iglesia Católica a participar del diálogo como garantes de paz.

El mandatario Ortega llamó al pueblo de Nicaragua a cesar los actos de violencia. “Lamentamos siempre los hechos violentos que se han presentado y expresamos solidaridad a familiares de las víctimas”.

El gobierno acusó a vándalos de derecha de haberse sumado a las protestas para realizar saqueos y actos vandálicos, sin embargo los manifestantes aseguraron que son los propios seguidores de la jefatura de Estado y policías quienes aprovecharon para robar en los negocios.

Las nuevas medidas de seguridad social establecían que el pago que realizan los empleados al seguro social se incrementaría de 6,25% al 7% y que los jubilados tendrían que aportar un 5% de su pensión en concepto de cobertura de enfermedades a partir del próximo 1 de julio.

También te puede interesar: Nicaragua: Diez muertos por represión a protestas por “paquetazo de reformas” a sectores

Compártelo en redes sociales