Una madre (18) está tras las celdas, luego que confesó un atroz crimen ocurrido en Villa General Román de Villa Tunari, Cochabamba donde el pasado 21 de mayo habría arrojado a su hija de 1 año y 6 meses a un pozo séptico.

Desde entonces la niña estaba desaparecida y fue  la abuela de la menor, que encontró a su hija en Cochabamba, allí hicieron que confiese el crimen. Desesperados los pobladores de Villa General Román, comenzaron la búsqueda de la menor y luego de horas de rastrillaje, dentro de un pozo séptico, encontraron sin vida y en estado de descomposición el cuerpo de la menor.

Personal de Homicidios de la Fuerza especial de la Lucha contra el Crimen (Felcc) realizó el levantamiento del cuerpo y ahora la madre está en celdas de la policía en Villa Tunari. En las próximas horas será puesta ante un juez por el delito de infanticidio.

Seguir leyendo
Compártelo en redes sociales