INTERNACIONAL

Red Uno Bolivia.- Mediante la nueva Instrucción “Cors Orans” del Vaticano para los monasterios de clausura, el papa Francisco autorizó a las monjas de clausura a acceder y utilizar redes sociales, bajo la condición de que no se excedan para evitar manchar su tranquilo mundo con ruido, noticias y palabras.

En la reglamentación se establece que estos medios “deben ser usados con sobriedad y discreción, no sólo en relación a los contenidos sino también a la cantidad de las informaciones y el tipo de comunicación, con el fin de que estén al servicio de la formación de la vida contemplativa y de las comunicaciones necesarias y no sean ocasión de disipación o de evasión de la vida fraterna”.

También te puede interesar: Papa Francisco aprueba canonización para arzobispo salvadoreño Oscar Romero

 

Con ello, Jorge Bergoglio, una de las personalidades más influyentes en Twitter, con 17,7 millones de seguidores en su cuenta, pretende regular situaciones como las vividas hace tres semanas, cuando el convento de carmelitas de la localidad guipuzcoana de Hondarribia, orden religiosa de clausura, publicó en su cuenta de Facebook una condena a la sentencia judicial contra los miembros de la Manada.

 

Compártelo en redes sociales