DEPORTES

Red Uno de Bolivia.- “Nadie va venir a insultarme”, así lo manifestó Erwin Sánchez, técnico del primer plantel de Blooming quien aseguró que respondió a la provocación de Serginho, volante brasilero del club Wilstermann, después del cotejo que se disputó la noche del domingo en el estadio Tahuichi.

El partido de vuelta, donde el equipo aviador logró la clasificación por el marcador 1-3, se vio empañado por la reacción de Platiní y el brasilero tras la culminación del primer tiempo que por poco casi llegaron a los golpes sino fuera por la intervención de sus compañeros. El árbitro Gery Vargas no dudó en la expulsión de ambos.

Te puede interesar: Heridos y detenidos por trifulca con hinchas de Wilstermann

 

Antes, el volante fue el encargado de ampliar el marcador frente a su rival Blooming, dándoles la victoria a los aviadores. Sin embargo, terminó expulsado tras tener un incidente con Platiní. Serginho aseguró que fue su persona quien recibió insultos de tono racista y discriminador.

Por otro lado, la dirigencia del equipo cochabambino anunció que recusará al juez orureño Gery Vargas, ya que su arbitraje dejó mucho que desear al cometer varios errores. Cuestionaron la falta de seguridad en el escenario deportivo y tildaron a la policía de parcializarse con el equipo local.

Ver más: Álvaro Peña es el nuevo entrenador de Wilstermann

 

Compártelo en redes sociales