Dormir puede ser para unos una actividad muy simple, sin embargo hay millones de personas en el mundo que tienen serios problemas para conciliar el sueño.

Los problemas asociados al insomnio son cada vez más comunes en sociedades donde el ritmo de vida acelerado deja secuelas en la psiquis, por tanto el insomnio resulta un producto casi inevitable.

Para tratar este problema no siempre es necesario recurrir a tratamientos costosos y complejos, a veces unas simples técnicas pueden tener un efecto lo suficientemente positivo para corregir este mal.

Una de ellas es la técnica llamada popularmente 4-7-8.

Se llama así porque exige tres acciones sucesivas que se deben realizar en 4, 7 y 8 segundos respectivamente.

Los pasos a seguir son los siguientes:

  1. Respire por la nariz por 4 segundos
  2. Contenga el aire en sus pulmones por 7 segundos
  3. Expulse ese aire por la nariz durante 8 segundos

Esta técnica permite corregir los volúmenes de gases concentrados en la sangre que nos impiden dormir, por ello, al reducir este nivel se induce a un estado de relajación que hace posible la conciliación del sueño.

Para que la técnica funcione es necesario repetir el proceso una y otra vez hasta alcanzar el estado adecuado que induzca al sueño profundo.

 

 

Compártelo en redes sociales