Los problemas de entendimiento en una relación de pareja tienen muchas aristas, sin embargo por encima de la base del amor y la amistad existen componentes fundamentales en toda relación exitosa.

El Amor siempre será el pegamento esencial que mantendrá unidos el ser íntimo de cada uno, sin embargo, la Amistad es la plataforma  por excelencia que hace funcionar este pegamento afectivo.

El Amor y la Amistad son las piezas fundamentales que sostendrán la relación de pareja; cada una en su lugar y cumpliendo una función específica.

Frente a la potencial oportunidad de conflictos de pareja, el Amor y la Amistad jugando en equipo necesitan elementos complementarios, vistos como una suerte de tornillos que afianzan la amalgama ambas dimensiones.

Estos tres elementos se definen como las tres ‘C’ que pueden lograr dos resultados; reducir el número y la intensidad de conflictos entre usted y su pareja y, por otro lado, fortalecer la energía viva que sostiene la relación.

Comunicación.

Sin una adecuada y fluida comunicación la relación de pareja se vuelve ácida, gris y extraña para los dos.

Hable con su pareja de las cosas que le afectan. Comparta sus experiencias cotidianas mediante un lenguaje de palabras amigables, pero además convierta cada conversación en una experiencia estimulante digna de recordar.

Confianza.

La confianza es el pegamento que surge a partir de los insumos que deja una buena comunicación.

Si ya existe una buena comunicación entre usted y su pareja, puede sentirse capaz de compartir con su pareja experiencias personales íntimas, secretos que le agobian el pecho o la seguridad de dar y recibir un consejo en el momento más oportuno.

Si puede hacer eso, la confianza estará en pleno desarrollo.

Comprensión.

Al hablar de comprensión se hace referencia a la aceptación de las diferencias y de ciertas fallas que puede cometer la pareja.

La comprensión es el reconocimiento del carácter imperfecto del otro, de su sentido de humanidad en sus acciones, pero sobre todo, de nuestra capacidad racional y espiritual de convivir pacíficamente incluso en los bordes mismos del infierno.

El acto de comprensión se materializa cuando usted es capaz de tolerar y aceptar el perfil menos agradable de su compañero(a) de vida y recibe a cambio una respuesta equivalente envuelta en mantos de amor y generosidad.

 

Compártelo en redes sociales